miércoles, 9 de diciembre de 2009

LAS PLÉYADES HERMOSAS



















Las Pléyades recreadas por el pintor simbolista Elihu Vedder.




























Imagen infrarroja obtenida por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA
Obsérvese cómo los pintores simbolistas son capaces de sentir,ver, captar y plasmar sin mirar por el más moderno telescopio. Es una prueba más de que los artistas son los intermediarios entre el Ser y el mundo.

Es curioso que la marca japonesa Subaru traduce a las Pléyades y su símbolo de marca son siete estrellas.La traducción en persa es Soraya.

Aún hoy Orión las persigue en el firmamento,quizá por ello constituyen un cúmulo abierto que va dispersándose. Cada paloma va volando ya solitaria hacia su destino o su destino es simplemente su viaje.

Muchos templos orientales y americanos fueron orientados hacia las Pléyades.

En la mitología griega, las Pléyades (en griego Πλειας Pleias, ‘muchas’; Πλειάδες Pleiades, ‘hijas de Pléyone’; o Πελειαδες Peleiades, ‘hijas de palomas’) eran las siete hijas del titán Atlas y la ninfa marina Pléyone, nacidas en el monte Cileno. Son hermanas de Calipso, Hiante, las Híades y las Hespérides. Junto con las siete Híades eran llamadas Atlántidas, Dodónidas o Nisíadas, niñeras y maestras del infante Dioniso. Las Pléyades eran ninfas en el cortejo de Artemisa, compartían la afición por la caza de ésta, y como ella intentaban mantener su virginidad.

Existe cierto debate sobre el origen del nombre «Pléyades». Anteriormente se aceptaba que derivaba del nombre de su madre, Pléyone. Sin embargo, es más probable que provenga de πλεϊν, ‘navegar’, pues el grupo de estrellas homónimo es visible de noche en el Mediterráneo durante el verano, de mediados de mayo hasta principios de noviembre, lo que coincidía con la temporada de navegación en la antigüedad. Esta etimología fue reconocida por los antiguos, incluyendo a Virgilio (Geórgicas i.136–8).

Las Pléyades debieron haber tenido considerables encantos, pues varios de los más importantes dioses olímpicos (incluyendo a Zeus, Poseidón y Ares) mantuvieron relaciones con las siete hermanas celestiales, relaciones que inevitablemente acarrearon el nacimiento de varios hijos:

Maya, la mayor de las siete Pléyades, fue madre de Hermes con Zeus;
Celeno fue madre de Lico con Poseidón;
Alcíone fue madre de Hirieo con Lico;
Electra fue madre de Dárdano e Iasión con Zeus;
Estérope fue madre de Enómao con Ares;
Táigete fue madre de Lacedemón también con Zeus;
Mérope fue la única de las Pléyades que no mantuvo relaciones con los dioses.
En el cúmulo abierto de las Pléyades sólo seis de las estrellas brillan intensamente. La séptima, Mérope, lo hace débilmente porque está eternamente avergonzada de haber mantenido relaciones con un mortal. Algunos mitos también dicen que la estrella que no brilla es Electra, en señal de luto por la muerte de Dárdano, aunque otras pocas versiones dicen que se trata de Estérope.

Tras ser Atlas obligado a cargar sobre sus hombros con el mundo, Orión persiguió durante cinco años a las Pléyades, y Zeus terminó por transformarlas primero en palomas y luego en estrellas para consolar a su padre. Se dice que la constelación de Orión sigue persiguiéndolas por el cielo nocturno. Según otras versiones de la historia, las siete hermanas se suicidaron porque estaban tristísimas por la suerte que había corrido su padre, Atlas, o bien por la pérdida de sus hermanas, las Híades. Tras esto Zeus las inmortalizaría subiéndolas al cielo.


El poeta griego Hesíodo menciona a las Pléyades varias veces en su obra Trabajos y días. Dado que éstas son principalmente estrellas invernales, destacan prominentemente en el antiguo calendario agrícola. He aquí un consejo de Hesíodo:

Y si el anhelo te lleva a navegar en mares tormentosos,
cuando las Pléyades huyan del poderoso Orión
y se hundan en las brumosas profundidades
y todos los borrascosos vientos rujan,
no sigas entonces con tu barco en el oscuro mar
sino, como te pido, recuerda trabajar en tierra.


Las Siete Hermanas, también conocidas como las Pléyades, parecen flotar sobre una cama de plumas en una nueva imagen infrarroja obtenida por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA. Las nubes de polvo barren alrededor de las estrellas, envolviéndolos en un velo de colores. La vista es muy diferente de lo que se podría abservar mirando hacia el oeste un poco después del crepúsculo. Ahora mismo, la famosa familia de estrellas o cúmulo de estrellas "aprieta el paso" en los cielos de la tarde con un Venus muy brillante y deslumbrante.

Las Pléyades se encuentran a más de 400 años luz de distancia de nosotros, en la constelación de Tauro y son objeto de muchas leyendas y escrituras, puesto que se pueden observar a simple vista. La mitología griega sostiene que la multitud de estrellas fueron creadas por Zeus en el cielo para salvarla de Orión o el cazador. El poeta del siglo XIX, Alfred Lord Tennyson las describió como estrellas "brillando como un enjambre de luciérnagas enredadas en una trenza de plata."

El cúmulo de estrellas nació cuando los dinosaurios todavía vagaban por la Tierra, hace aproximadamente 100 millones de años. Es considerablemente más jóven que nuestro Sol de 5 mil millones de años. Dos de las estrellas más brillantes del cúmulo de las Pléyades eran conocidas también en la mitología griega como los padres, llamadas Atlas y Pleione, junto con sus siete hijas, Alcyone, Electra, Maia, Merope, Taygeta, Celaeno y Asterope. Hay miles de miembros adicionales que tienen una masa inferior que las anteriores, incluyendo muchas estrellas como nuestro Sol. Algunos científicos creen que nuestro Sol creció en una región atestada de estrellas como el de las Pléyades, antes de quedarse solitaria como está ahora.

En la nueva imagen infrarroja obtenida por el Spitzer destaca " la trenza enredada de plata " mencionada en el poema de Tennyson. Esta red de filamentos, coloreada de amarillo, verde y rojo en la imagen, está compuesto del polvo asociado con la nube por la cual el cúmulo viaja. La parte más densa de la nube aparece en amarillo y rojo, mientras que las zonas más difusas aparecen de color verde. Una de las estrellas paternales, el Atlas, puede ser vista en el inferior, mientras seis de las hermanas son visibles en la cima. Estrellas adicionales en el cúmulo, aparecen en todas partes del cuadro de la imagen en color azul.

( extraído de la wikipedia y página de la NASA)

1 comentario:

Mutibilda dijo...

Me ha gustado mucho vuestra interpretaciòn. He enlazado el post,con permiso, supongo.