viernes, 17 de abril de 2009

EL QUIJOTE, UN MITO CLÁSICO Y UNIVERSAL





















El bardo Crispín de Olot, el pasado 25 de marzo en nuestro Salón de Actos, entre Góngora,Quevedo y nuestros emocionados alumnos

Con motivo del día del libro, el próximo día 23 de abril, mi compañero José Antonio, profesor de Latín, me ha pedido hacer una reflexión sobre la influencia del clasicismo en el Quijote cervantino,como pequeña aportación al estudio que viene desarrollando al respecto y que me ha resultado realmente revelador. He aquí mi reflexión muy sui o mei generis.



El Quijote es ya un mito. Es un mito de lo español , ese carácter nuestro que vuela entre lo greco-hispano del caballero Don Quijote y lo íbero-romano de Sancho Panza.
El Quijote es ya un libro mítico, pues con sus historias renacentistas hace renacer en nosotros, los lectores, los valores del clasicismo grecolatino. Cervantes engasta, cual docto orfebre, sus gemas clásicas en su joya neoclásica, en una labor de aemulatio rica y sutil.

Si hay un clásico en la literatura universal ése es Cervantes, egregio emulador de Homero, de Platón, de Aristóteles, de Virgilio, de Horacio…por citar sólo algunos de los nombres de la hvmanitas classica en que se inspiró. He ahí su gran Musa.

Don Quijote es un viejo loco cuerdo, un anciano Filocleón como el de Las Avispas de Aristófanes;la única diferencia entre ellos es que aquél enfermó de aventura caballeresca y éste de aventura jurídica. No obstante, ambos se parecen en la pertinaz defensa de sus ideales, en ese afán por deshacer entuertos. Nuestros alumnos del IES Juanelo Turriano de Primer Ciclo de la ESO han podido conocer a Filocleón - Don Quijote en la representación de Las Avispas que han disfrutado en el teatro de Itálica. Y también han visto allí a un Sancho Panza ataviado de ateniense en la figura de Anticleón. Y como en Las Avispas, a veces el que es filo- (promotor) se vuelve anti-(detractor) y el que es anti- se torna filo-, al igual que Quijote se sanchifica y Sancho se quijotiza. Y si no, que se lo digan al epígono actual del Quijote, ese personaje creado por el famoso humorista manchego José Mota “El tío la vara”, un Sancho quijotesco , surgido de un corral,que propugna el bien a base de palos.

Y así acabamos todos cuando leemos el Quijote, no sólo quijotizados y sanchificados, sino también homerizados, platonificados, vergilianizados…pues uno de los mayores logros de esta obra cervantina ha consistido en incorporar, asimilar y adaptar el clasicismo grecolatino a lo español. Donde sólo parecía haber molinos estaban los gigantes de Grecia y Roma. Todo un mito clásico y universal.

1 comentario:

Juan Carlos Sesé dijo...

Igual que el mundo se puede dividir entre los filo-Bolonia y los anti-Bolonia, los psicólogos distinguen entre -filia (tecnofilia) y -fobia (tecnofobia). El mundo es bipolar.