lunes, 17 de diciembre de 2007

IO SATURNALIA!






La Navidad proviene de la fiesta invernal romana denominada Saturnales. Comenzaba hoy 17 de diciembre y, gustó tanto, que se amplió hasta el 24.


Saturno era una primitiva divinidad itálica que había reinado en una época áurea y bucólica. Era el dios de la agricultura. Con las Saturnales se celebraba la finalización de la siembra invernal y la conclusión de los trabajos en el campo.Se cerraban las escuelas y se suspendían los juicios. El día 14 antes de las calendas de enero, la estatua de Saturno se liberaba como símbolo de que se reinstauraba su reinado utópico de oro y los esclavos no trabajaban y se sentaban en la mesa con sus amos, por lo que el calendario de Polemio Silvio denomina a las Saturnales “fiesta de los esclavos”. Todo el mundo vestía su cabeza con el pilleus propio de los libertos ( lo mismo volvería a decir Horacio si nos viera a todos durante estos días con el gorrito rojo del de Rovaniemi). Incluso Catón el Viejo concedía a los esclavos una ración extra de vino. Se retrocedía a una edad de oro política y alimenticia. Tras los ritos religiosos, se celebraba una comida en común. Se permitía gastar más en comida al relajarse las leyes contra el lujo y el prohibido juego de dados aunaba a amos y esclavos. Dada la escasez de luz,muchas celebraciones habían de tener lugar bajo la luz de antorchas y velas(estos romanos eran mucho más ecológicos que nosotros por no conocer la electricidad, pero, aunque conseguían menos luminosidad que la actual, derrochada por estas fechas, conseguían ambientes más entrañables que, en ocasiones, nosotros tratamos de imitar).

Para Catulo eran los mejores días, sin embargo, Plinio el Joven se aislaba y Séneca renegaba de los festejos masivos.

En su libro "Ancient Italy and Modern Religion", el doctor Conway describe las Saturnales así: "De mutuo acuerdo, la vida cotidiana se hacía desordenada; la gente desistía de efectuar trabajos serios, y cuando no estaban festejando en las casas de unos y otros, deambulaban por las calles diciéndose unos a otros 'Io Saturnalia', tal como nosotros decimos 'Feliz Navidad' En estas fiestas se esperaba que uno hiciera regalos a todos sus amigos; ¡se creía que uno no era persona sociable si estaba sobrio durante todas las saturnales!". Durante estas fechas los romanos dejaban su neg-ocio y se entregaban a su ocio y placeres, especialmente a los culinarios.


Las Saturnales de Roma proporcionaron el paradigma para la mayoría de las costumbres alegres de la actual época navideña. Veamos algunas.

Los romanos en estos días se regalaban dátiles, higos, miel, velas, muñecos de barro etc. con el deseo de óptimos augurios para el año venidero. Se envolvían estos presentes en vistosas hojas de oro y plata. La variedad de estos regalos fue in crescendo y se extendió por todo el Imperio.

Un antecedente de nuestro aguinaldo podemos buscarlo en el presente que los romanos hicieron al rey sabino Tacio, unas ramas de un bosque consagrado a Strenua, diosa de la fuerza.A partir de entonces, los regalos de año nuevo se denominaron “strena” y de aquí proceden nuestras estrenas y estrenar algo. Según Covarrubias, el vocablo aguinaldo procede de xenium y xenialdo.Otros lo enlazan con "aglaudibus" en alusión a las bellotas que se regalaban. Sin embargo Corominas lo relaciona con la expresión "hoc in anno", estribillo de canciones empleado en año nuevo. También se sabe de un vaso con la inscripción " annum novum faustum, felicem tibi". Pienso que no estaría mal grabar este deseo en el fondo de nuestras cráteras cuando brindemos esta nochevieja.


Si apuramos un poquito en esto de buscar antecedentes a nuestras costumbres navideñas, hay una que me parece que consagra nuestro querido poeta bilbilitano Marcial, quien, con sus libros "Xenia" y "Apophoreta", donó a sus contemporáneos y a los de siglos posteriores unos epigramitas copiables para acompañar a determinados regalos durante las Saturnales. Este hecho recuerda nuestra costumbre de enviarnos tarjetas navideñas o de acompañar un regalo con una tarjetita( espero que no las cambiéis por esas felicitaciones visuales e impersonales por internet, sino que las sigáis escribiendo a mano con vuestra letra, pues el regalo al que acompañaban ¡no se puede enviar vía electrónica todavía! Además hay que dar trabajo a nuestro servicio postal de correos, que últimamente está de capa caída por culpa de las nuevas tecnologías).Yo, a pesar de lo redactado en la frase anterior,-pues no me queda otra-os deseo en latín y a través de internet "BONA SATURNALIA!"


Ahora observemos cómo estas fiestas fueron asimiladas paulatinamente por los cristianos hasta derivar en nuestras actuales Navidades.

Durante el Concilio de Nicea del año 325 de nuestra era se acuerda declarar que Jesús es una divinidad y se aprueba fijar un día para su nacimiento. En el año 345, gracias a la influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianceno, se proclamó que el nacimiento se había producido el 25 de diciembre. La fecha elegida coincidía con la que el culto romano había fijado para honrar al Sol, con motivo del solsticio de invierno.


El sol en su punto más bajo parece haber creado una inquietud generalizada en los seres humanos, que han pergeñado un modo de huir de la ansiedad producida por una época en la que impera la muerte de la naturaleza y la oscuridad. Así se potenció un rito de adoración al sol renaciente. Se adoraba la nueva luz. El culto al sol lo introdujo Heliogábalo en Roma y el emperador Aureliano mandó erigir un templo dedicado al Sol que fue consagrado el 25 de diciembre y esta fecha se estableció como festiva. La Iglesia asumió estos ritos heliocéntricos y algunos mitraicos, sacralizándolos. Según el Himno de Simeón, Cristo es “la luz que iluminará las naciones” y se le nombra “el sol de Justicia”, alusión del profeta Malaquías. San Agustín advertía que había que solemnizar el día de la natividad no por el sol, sino por aquel que lo había creado. El Papa León de Hipona reprendía a los devotos que, el día de Navidad, en la misma escalinata de la Basílica de San Pedro, antes de entrar a sus cultos cristianos se volvían hacia el sol inclinándose y lo reverenciaban. Esta fiesta se conoció como “Natalis Solis Invicti”.

Irán aumentando de nuevo los dí-as y la tierra, en su regazo maternal, acogerá el fulgor creciente del astro rey. Éste es el fin del reino de la noche. FIAT LUX!
Os deseo, esta vez en cristiano,
¡FELICES NAVIDADES Y QUE EL SOL BRILLE INTENSAMENTE EN VUESTRAS VIDAS!”

jueves, 13 de diciembre de 2007

Rursus de Humanitate Classica



De nuevo toca hablar de la Cultura Clásica de 3º de ESO. ¿Será Guillermo Iturbe, Director Provincial de Huesca, el Perseo que libere a Andrómeda?

El pasado martes, 27 de noviembre, asistí a la reunión mensual que el Director provincial celebra con los representantes del profesorado, entre los cuales me cuento gracias a la amabilidad de ANPE. Como me imagino que sabéis, cada sindicato puede realizar una o dos preguntas a través de la Junta de Personal Docente y nosotros no dejamos pasar la oportunidad.
La pregunta que hicimos fue otra vez lo mismo, pero al menos los demás sindicatos se dan por enterados y no pueden decir que no conocen la situación:

¿por qué no se imparte la Cultura Clásica de 3º en todos los Institutos de Huesca y ofertada a todo el alumnado, tal y como reconoce la ley?

Respuesta, la de siempre, pero esperemos que el insistir tenga algún fruto (non vi gutta cavat lapidem, sed saepe cadendo). Es la segunda vez que se lo pregunto y pronto me va a "coger manía", pero en fin, como decía Calígula, a partir de una cita trágica de Accio, oderint dum metuant, o como dice un amigo de mi pueblo con extraordinaria intuición social (¿"inteligencia emocional"lo llaman?, "que hablen de ti, aunque sea mal". Yo creía que era mejor seguir el ideal epicúreo del "lathe biosas", pero últimamente, dudo. Espero que la duda no me saque de mi letargo, porque entonces leeré a Tácito para que me quite la idea.

En fin, a lo que vamos, El DP, Guillermo Iturbe, mostró "simpatía hacia la asignatura": "me gustaría que mis hijos la cursaran", dijo. Nos aseguró a los representantes sindicales que SI LOS DIRECTORES SE HAN MOSTRADO FAVORABLES, la asignatura se está impartiendo a todo aquel que la ha elegido en oposición binaria al francés. Ergo, si en algún Instituto no es así, hay que estar al tanto y exigir al Director que cumpla la ley, advirtiendo que NUNCA UNA LEY DE RANGO INFERIOR PUEDE CONTRADECIR UNA SUPERIOR. Si hacemos un recurso, estaría ganado, afirmó el representante -voz autorizadísima que sabe de qué habla- de UGT.

De manera que la cosa no queda, de momento, tan mal: SI EL DIRECTOR DE UN INSTITUTO QUIERE, la asignatura de Cultura Clásica la podrá cursar el alumno que quiera. En mi instituto, se está dando, lo cual debo agradecer a Jesús Lacoma, excelente Director no por esto sólo sino también por otras cosas. No estamos mal, entonces de facto, pero todavía hay que arreglar el de iure.

Volveré a insistir en abril, el mes de las lustraciones, en el ámbito de la Junta de Personal, donde presentaré una propuesta de resolución por la cual se inste a la Dirección Provincial a una estricta observancia de la ley. Estoy seguro de que mis compañeros de otros sindicatos se van a poner de nuestra parte. En su momento diré cuántos votos y de quiénes sacan adelante nuestra propuesta. ¿O no la sacaremos?



martes, 4 de diciembre de 2007

RECOPILACIÓN DE POEMAS





Ésta es una recopilación de poemas realizada por Marta Cerdán, alumna de Cultura Clásica, del trabajo que tenían que entregar esta evaluación. Ha escrito un cuento maravilloso ambientado en época romana. Los versos escogidos transmiten muchas de las ideas estoicas y epicúreas estudiadas en este trimestre y pueden ayudarnos a los profes a entender cómo nos ven y qué piden de nosotros los alumnos, al menos los buenos alumnos como ella.




Casi todo el mundo se figura
que para expresar una idea o un sentimiento,
no hay más que emplear
tales o cuales palabras adecuadas y
significativas¡Error grandísimo!
Es en la voz donde reside
principalmente la fuerza expresiva
del lenguaje humano...

Lo más grave no es caer,
sino permanecer en el suelo.

Así como el sabio no escoge
los alimentos más abundantes, sino
los más sabrosos,tampoco
ambiciona la vida más prolongada,
sino la más intensa

Detrás de las dificultades
y problemas de cada día, está
la esperanza de un mañana de
paz y felicidad.Detrás de los
nubarrones de hoy está el amanecer
del nuevo día mejor que
levanta nuestro corazón hacia arriba.

El arte de triunfar
se aprende en las derrotas.

El verdadero modo de
vengarse de un enemigo
es no asemejársele...

No pretendo ser o hacer
más que los otros.Mi destino
es superarme a mí misma.

Si hemos perdido nuestra
alegría espontánea, la manera de
recobrarla es expresarnos como
si la alegría estuviese otra vez con nosotros.
Para sentirse valiente,
actuó como valiente;encamine su voluntad
hacia ese fin y el coraje
reemplazará al miedo.

No está bien descubrir las faltas
sin indicar a la vez el remedio
para combatirlas...

La Cobardía pregunta:
¿No es peligroso?
La Conciencia pregunta:
¿Será político?
La Vanidad pregunta:
¿Será popular?pero
La Conciencia pregunta:
¿Será correcto?

Es común considerar el fracaso
como enemigo del éxito.Y no es así.
El fracaso es quizá un maestro cruel,
pero inmejorable,que nos conduce al éxito,
si es que somos capaces de preguntarnos:
¿Por qué fracasé?y si escudriñas hasta hallar la razón.

Si el médico visita a un enfermo
y dice:"tienes fiebre,debes guardar
dieta absoluta y beber solo agua",
el paciente lo cree, le obedece y
hasta le paga agradecido;
pero si un filósofo advierte a un ignorante:
"tus deseos son desenfrenados y tus temores
bajos y serviles",el necio se encoleriza,
herido en su amor propio.¿De dónde viene esta diferencia?
De que el enfermo reconoce su mal y el ignorante no.

Cada quien es responsable de lo que le sucede
y tiene el poder de decidir lo que quiere ser.
Lo que eres hoy día,es el resultado de tus actos del pasado.
Lo que serás mañana es el resultado de tus actos de hoy.

Quien no quiere tener paciencia
para instruirse y educarse,
la tendrá que tener
soportando la humillante desgracia
de su propia ignorancia.

Excelente maestro es aquél
que,enseñando poco,hace nacer en el alumno
un deseo grande de aprender.