viernes, 25 de mayo de 2007

HVMANITAS NOVA



Comienza mediante el blog HVMANITAS NOVA nuestra singladura por el ciberespacio. Somos profesores de Enseñanza Secundaria que no queremos permanecer impasibles ante la progresiva y sistemática defenestración de los studia humanitatis, en cuya defensa nos hemos quedado solos los profesores de Latín y Griego.

Los nuevo planes de estudios proyectados desde las administraciones educativas (ridículamente denominados curricula por quienes desconocen nuestras lenguas pero quieren revestirse de un superfluo boato) responden a la intención globalizadora que ideológicamente alguien pretende generalizar en Europa.

Globalización quiere decir hoy en día “pérdida de los elementos civilizadores heredados del Mundo Antiguo” (que es griego, es romano y es cristiano) e incorporación de valores culturales extraños en pie de igualdad. Sustituir nuestras catedrales por mezquitas es el deseo oculto de muchos. Se nos quiere hacer creer que la Roma y la Grecia Antigua están muertas, y que nosotros sobramos. Pues bien, en la medida de nuestras fuerzas intentaremos evitarlo.

Aunque la Civilización Clásica sea un estorbo para la nueva sociedad que se está “diseñando” con escuadra y cartabón por los tecnócratas que nos gobiernan en España y en Europa, quienes hemos leído a Homero y a Virgilio en sus inmortales lenguas sabemos que la HVMANITAS, traducción latina de la paideia griega, es la clave de bóveda en la que reposa toda la civilización occidental.

Quien vea en la operación de acoso y derribo al latín y al griego una mera consecuencia de las imposiciones macroeconómicas no irá a la raíz del problema. Y nuestra obligación es ser radicales. Por formación lo somos y por necesidad imperiosa debemos ahora serlo. La desmoralización que sufrimos los profesores de Latín y Griego en la Enseñanza Media parece haber tocado fondo tras las continuas derrotas que venimos sufriendo desde hace cuarenta años. Observar cómo el sistema educativo se empobrece día a día y nuestros alumnos no tienen “buena comida con que alimentarse” (alumnus viene de alere), sino cibus-versura en forma de asignaturas baratas y a la carta, es un duro sufrimiento que estoicamente venimos soportando.

Como bálsamo y consuelo resulta magnífica la ya clásica lamentación sobre el Humanismo Español Renacentista escrita por D. Luis Gil. Sus palabras son las palabras de un humanista de verdad, noble de espíritu y aristócrata intelectual, entregado a sus estudios con afán de perfección, no como otros eruditos a la violeta que cuentan sus éxitos por el número de sus publicaciones.

Quizá no tenga sentido defender la humanitas y sea mejor esbozar una sonrisa como la de Nerón cuando ardía Roma, pero muchos de nosotros no hemos aprendido eso en los ejemplos de la Antigüedad, y concedemos al aprendizaje per exempla un valor fundamental.

Las palabras de Salustio en la Conjuración de Catalina que muchos hemos traducido en el Bachillerato aquel tan rancio, cuando los ordenadores, las cadenas de televisión que tanto proliferan ad maiorem imbecillitatis gloriam, y los teléfonos móviles no nos alejaban de los libros, son hoy demasiado subversivas:

Omnes homines qui sese student praestare ceteris animalibus summa ope niti decet ne vitam silentio transeant veluti pecora, quae natura prona atque ventri oboedientia finxit.

Ayuda necesitaremos de Atenea, y también de Marte, pero nuestras preces también deben ir dirigidas a Iuppiter Optimus Maximus:

ENOS MINERVA MARS IVPITTERQVE IVVATE

TRIVMPE TRIVMPE TRIVMPE

ENOS MINERVA MARS IVPITTERQVE IVVATO

TRIVMPE TRIVMPE TRIVMPE

1 comentario:

Xauierus dijo...

¡Hola, Roberto! Me felicito de haber leído el manifiesto. Soy Javier. Con migo y Con Juan Carlos compartiste una tarde humanística en Huesca hace pocas semanas. Así como los bachilleres necesitan buen alimento, también yo lo necesito, como convenimos, acerca de métrica latina en general y de versos Saturnios en particular.. En todo caso, muchas gracias por lo que a la sazón aprendí de ti durante la tarde aquella (paralelismos áureos, concentricidades argénteas, etc.).
Denique, quandocumque iterum hic scribam,Latine saepe faciam.

Vale ualeteque.